Las subvenciones, para los católicos.
La Consejería de Educación favorece en Arroyomolinos a colegios religiosos (El País)

*Fuente: El País

    Arroyomolinos (25.000 habitantes) ha pasado de no tener ningún colegio privado concertado a ofrecer dos en los últimos años, después de ceder el Ayuntamiento dos parcelas a la Comunidad de Madrid de forma gratuita y que esta convocara un concurso público. Ambos de ideología marcadamente católica.

    Los Arenales pretende “educar en los valores cristianos” y ofrece educación diferenciada en algunos de sus cursos. En septiembre empezará su cuarto año de funcionamiento. El colegio Pasteur pertenece a la fundación Chesterton, se está construyendo e iniciará las clases este curso escolar. En su página web indican que son una iniciativa laica y que pretenden desarrollar una educación integral “desde una sólida y clara identidad cristiana y con un fuerte sentido de pertenencia a la Iglesia”.

    Sin embargo, el colegio laico privado Sol y Nieve, que lleva 12 años abierto, se ha quedado sin concierto, a pesar de llevar cuatro años solicitándolo. La razón que aduce la Consejería de Educación es que “no ha cumplido los requisitos necesarios para obtener el concierto educativo”. Desde la dirección del colegio indican que eso “es falso” y que las razones, por escrito, que le han dado es la falta de presupuesto. Educación, de hecho, no especifica qué requisitos incumple este centro.

    El pueblo cuenta además con un IES público, otro en construcción, que lleva un retraso de dos años, más cuatro colegios públicos. “Lo que está pasando en Arroyomolinos con la educación es incomprensible”, sostiene Francisco Ferrero, concejal del Partido Independiente de Arroyomolinos (PIARR). “El curso anterior más de 100 alumnos tuvieron que ser escolarizados en Móstoles al no estar construido el segundo instituto. Y mientras tanto el Ayuntamiento regala parcelas a la Comunidad sin contraprestación para el pueblo, donde se levantan centros concertados de la misma orientación religiosa”, sostiene. Y son estos, algunos en fase de construcción, los que subvenciona la Consejería en detrimento del laico ya existente, el Sol y Nieve.

    “Subvencionar con dinero de todos a colegios de una determinada creencia religiosa en detrimento de otros laicos, puede ser un delito de prevaricación”, advierten fuentes judiciales del Tribunal Superior de Madrid. La concejal de Educación, Laura Vallejo del Saz, aclara que el pueblo demandaba educación concertada y con estas dos opciones la oferta se ha equilibrado. Porque, añade, el nuevo Instituto estará finalizado para el nuevo curso escolar, por lo que no se derivarán alumnos a Móstoles como el año pasado. “Esas son las previsiones de la Comunidad y de la empresa constructora”, señala. Al mismo tiempo advierte de que la adjudicación a las empresas educativas corre a cargo de la Consejería de Educación. “Nosotros solo cedemos el suelo”.

    Un terreno que es de todos y se ha regalado, recuerda Ferrero. El valor de la parcela donde está situado el colegio Pasteur, de 11.031 metros cuadrados, según la tasación del arquitecto municipal, oscila entre los 2,3 y 2,4 millones. La concesión es por 75 años y el centro educativo tiene que abonar a la Comunidad de Madrid 12.000 euros anuales. “Nada al Ayuntamiento”, recalca Ferrero. Lo mismo ocurre con Los Arenales. Eusebio González, diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, asegura que esta misma situación de derivar conciertos a centros de carácter marcadamente católico se está repitiendo por parte de la Consejería en otros lugares de la Comunidad.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrShare on Reddit

Author: piarr

Share This Post On