Más de dos años y PIArr continúa sin despachos, ni medios por decisión dictatorial del alcalde imputado Juan Velarde